Alter ego


Con tanta cámara por todas partes, no se puede evitar la sensación de que te vigilan, de que saben lo que haces. Es como si te hubieran puesto un guardián que discretamente te acompaña allá donde vas.

Desgraciadamente, ese guardián (tu alter ego postmoderno), lejos de ser percibido como un ángel de la guarda que vela por tu seguridad, aparece como un terrible espectro espía, entrometido, y fisgón.

¿Será que no tenemos la conciencia tranquila? Yo más bien creo que nos resulta odioso porque intuimos que se alimenta de nuestra libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s