Bayas tristes

El tiempo transcurre inexorable arruinando todo lo que encuentra en su camino. Por eso es tan importante vivir sin deudas con el pasado.

De manera que, por mucho que lloren estas bayas, sus lágrimas nunca les devolverán el esplendor de cuando eran flores. Más bien al contrario: les enturbiarán el corazón, y les impedirán el disfrute de su carnoso presente.

Anuncios

2 pensamientos en “Bayas tristes

  1. ” Gracias al corazón humano, por el cual vivimos, gracias a sus ternuras, a sus alegrías, y a sus temores la flor más humilde, al florecer, puede inspirarme ideas que, a menudo, se muestran demasiado profundas para las lágrimas.”

    Oda a la inmortalidad, William Wordsworth

  2. Se agradece el calor que aportan las palabras de Wordsworth a este modesto blog.
    He encontrado estas otras de un amigo suyo, que les sirven de magnífico contrapunto:

    “…Pudo aquí refugiarse el Dolor, la Prudencia
    o el desechado amante que, con el alma enferma
    y harto del corazón humano y de sus cuitas,
    rinde culto al espíritu de la inconsciente vida
    en árboles y flores silvestres. ¡Dulce loco!
    Pudo aquí no perder del todo su existencia,
    ya que no ser quería…”

    Samuel Taylor Coleridge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s