Monumento a Cambó

El otro día, durante la manifestación convocada por el movimiento 15-M en Barcelona, algunas personas se apoyaban en la cabeza de Cambó para captar mejor el festivo espectáculo de la muchedumbre indignada.

Y el pobre Cambó, desde su pétrea atalaya, les leía su famoso artículo sobre El momento actual, y les susurraba al oído aquello de:

Hay dos maneras seguras de llegar al desastre: una, pedir lo imposible; otra, retrasar lo inevitable.

Francesc Cambó, político conservador español

Anuncios

3 pensamientos en “Monumento a Cambó

  1. ” Solo entonces, cuando todos puedan
    sentarse a la mesa del mundo
    en igualdad de condiciones.
    Solo entonces, cuando cada uno reciba
    su parte igual de lo que hay en abundancia,
    cuando la luz de a cultura haya entrado
    por las ventanas de todas las casas,
    solo entonces llegará el momento del reposo,
    se habrá alcanzado a tierra prometida”.

    A los poetas del siglo XIX, Sandor Petöfi, 1847.

    • Precioso texto.

      La revolución de 1848 es, seguramente, otro de esos “momentos mágicos del pasado, cuyos ecos resuenan cuando pensamos en el movimiento de indignados del 15M.

      Fíjate la frase que he encontrado de un político francés, que llegó a primer ministro precisamente como consecuencia de esa revolución:

      Nunca pasiones más nobles habían movido el mundo civil, jamás un impulso más universal de almas y corazones había invadido Europa de una punta a otra…

      Odilon Barrot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s