El buen combate

Observando a la niña de la foto, y pensando en cómo será su futuro, me doy cuenta de que el futuro que le espera es el futuro que nosotros le legamos. Todos nosotros, con nuestra acción o con nuestro silencio, contribuimos en cierta medida a modular el futuro de la próxima generación. Yo personalmente me avergüenzo de la hipocresía que se impone cada vez más en la sociedad y en la mal llamada democracia, y me dispongo a librar el Buen Combate:

El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo. Las personas más ocupadas que conocí en mi vida siempre tenían tiempo para todo. Las que no hacían nada siempre estaban cansadas, no hacían ni el poco trabajo que debían realizar, y se quejaban constantemente de que el día era demasiado corto. En realidad, tenían miedo de librar el Buen Combate.

El segundo síntoma de la muerte de nuestros sueños son nuestras certezas. Porque no queremos ver la vida como una gran aventura para ser vivida, comenzamos a creernos sabios, justos y correctos en lo poco que le pedimos a la existencia. Miramos más allá de las murallas de nuestra cotidianidad y oímos el ruido de las lanzas que se quiebran, el olor del sudor y de la pólvora, las grandes caídas y las miradas sedientas de conquista de los guerreros, pero nunca sentimos la alegría, la inmensa alegría presente en el corazón de quien está luchando, porque para ellos no importan ni la victoria ni la derrota, Sólo librar el Buen Combate.

Finalmente, el tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es la paz. La vida se convierte en una tarde de domingo y ya no nos pide grandes cosas, ni exige más de lo que queremos dar. Entonces creemos que somos maduros, dejamos de lado las fantasías de la infancia y alcanzamos nuestra realización personal y profesional. Nos sorprende cuando alguien de nuestra edad dice que aún quiere esto o aquello de la vida. Pero en realidad, en lo más íntimo de nuestro corazón, sabemos que lo que sucede es que renunciamos a luchar por nuestros sueños, a librar el Buen Combate.

Cuando renunciamos a nuestros sueños y encontramos la paz, tenemos un pequeño periodo de tranquilidad, pero los sueños muertos comienzan a pudrirse dentro de nosotros y a infestar todo el ambiente en que vivimos. Comenzamos a volvemos crueles con quienes nos rodean y, finalmente, dirigimos esa crueldad contra nosotros. Surgen las enfermedades y las psicosis. Lo que queríamos evitar en el combate, la decepción y la derrota, se convierten en el único legado de nuestra cobardía. Y, un buen día, los sueños muertos y podridos vuelven el aire difícil de respirar y comenzamos a desear la muerte, la muerte que nos libere de nuestras certezas, de nuestras ocupaciones y de aquella terrible paz de las tardes de domingo.

El peregrino, por Paulo Coelho

Anuncios

2 pensamientos en “El buen combate

  1. Tal vez nuestros sueños sean la verdadera esencia de lo que somos, la voz autentica de nuestro corazón que nos guia a través de todas las posibilidades que nos ofrece la existencia. Sería tan triste vivir sin haber vivido!

    Lo bello, lo bueno, y lo sabio, tal vez…pues yo aún no lo sé, tenga algo que ver con ese Buen Combate, pues es un combate común a todas las culturas, a todas las personas. Todos anhelamos poder librarlo, pero no todos sabemos reconocer al Aliado y al Adversario.

    La hipocresia social viene impuesta por ese miedo a que se nos desmonte el chiringuto que cada cual nos montamos a nuestro gusto…hay que disponerse a la Dignidad y confiar los unos en los otros, pues despues de librar el Combate ante uno mismo, es cuando estamos preparados para construir un mundo mejor para las proximas 7 generaciones por venir…

    El dia de la vergúenza de los mossos, el dia que se comportaron como perros de amo rabioso, una chica que estaba sentada a mi lado me dijo que nos estaban quitando la Dignidad, mi respuesta fue que eso es imposible, que nadie puede hacer eso a otro ser humano, pero si nos hicieron sentir tristes, enfadados. Después la violencia se volvió en su contra y terminaron haciendo el ridiculo una vez más ante millones de personas que vieron lo que ocurrió.

    Ayer vi a esa misma chica hablando en televisión, caminando hacia Madrid…yo que ahora estoy lesionada y no llego ni a la cocina quise estar ahi…y esa chica habló de la gente que ha encontrado por el camino, y fue maravilloso ver lo que estamos haciendo.

    Estamos cambiando algunas formas de pensamiento y luchando por laLibertad, hay gente que se hace preguntas…dicen lo que piensan…despiertan del letargo del domingo…y se siguen reuniendo para…en definitiva….Librar el Buen Combate.

    Hay un lugar para la Utopia.

    • Gracias por la reflexión.
      Da mucho que pensar, especialmente eso de [… “Todos anhelamos poder librarlo, pero no todos sabemos reconocer al Aliado y al Adversario …]”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s