Nostalgia


Revisando el archivo de mis primeras fotos, descubro mucho más que fotografías: descubro mis recuerdos de aquellos años.

Recuerdo los momentos pasados en la montaña con mis amigos, cámara en mano.

Recuerdo los olores a romero y a tojo, arrastrados por la brisa ladera abajo, hacia nosotros.

Incluso me parece oír, como si lo tuviese ahora al lado,  el líquido rumor del arroyo que se apresura a pasar por el Barranco del Estrecho, entre los pueblos de Cuevas de Cañart y Ladruñán, en la comarca turolense del Maestrazgo.

Recuerdo que, tras las crestas de la montaña, luchaba por asomar el sol que, aunque todavía oculto, ya dejaba patente su fuerza, abrasando sin piedad una despistada nubecilla que había olvidado disolverse aquella mañana…

Roser De Blas García “La prima Musa”

Roser: 21-02-1989

Como la Katie Scarlett O’Hara Hamilton Kennedy Butler, de  “Gone with the Wind” , como Jimmy Stark de “Rebel Without a Cause”, como Janis Joplin de “Cry Baby”…

Como un huracán que no dejaba a nadie indiferente…

Temperamento puro, cargado de un magnetismo que te acompañaba allí donde hicieses presencia.

Para un temprano estudiante de fotografía, el sujeto perfecto.

Cautivo de tu personalidad, de tus miradas y de tus gestos, el reto consistía en jugar con ellos para conseguir captar la esencia de aquellos instantes.

Hoy, más de veinte años después, todavía veo mi reflejo en tus ojos.

 

 

Roser: Primavera- Invierno 1990

Cuando sólo me queda recordar tu cita preferida, cobra sentido aquello que me enseñaste:

“Pues aunque el resplandor que en otro tiempo fue tan brillante

hoy esté por siempre oculto a mis miradas,

aunque nada pueda hacer volver la hora

del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores,

no debemos afligirnos, pues encontraremos

fuerza en  el recuerdo”

William Wordsworth

Qué a todos los que te conocimos y amamos, nos sea llevadera tu ausencia, desde el recuerdo.

“Piedrita”

Lo mejor de tener parte de la vida en imágenes, es que cuando revisas la galería de tu propio camino, reencuentras  piedritas con las que has tropezado.

Algunas no han sido más que una molestia dentro de la bota…

… otras son las piedras filosofales de la felicidad, que simbolizan aquello que deseamos y que ha contribuido a formarnos en lo que somos.

Lo mejor de estas imágenes de piedritas, es que como antaño pican en la ventana del corazón y ayudan a que salgamos del caparazón, en el que tan complacientemente nos hemos ido encerrando.

“4 de diciembre de 1994 , día gris en un Teruel que casi no existe, subexponiendo n-1 con un Tmax 400 para sobre revelar n+1 con un D 76 1+1”

Por lo menos eso es lo que pone en la hoja de negativos…