Verdad inexorable

Dijo el Poeta:

Este que véis, cruzando los puentes del cielo, ladrón de paisajes de valles de sol iluminados.

Este que llora como llora la escarcha…

Este soy: el mensajero de la Señora Oscura, portando mi propio hueco en mi vuelo.

Mis garras son un muestrario de soledad robado al tiempo, y mis alas planean extendidas en son de paz. Cuando yo llego, ya hace tiempo que el muerto anda muerto. Aunque mi pico sea capaz de rasgar cualquier piel, y arrancar vísceras y carne pegada a los huesos…

…No temáis, sólo estoy de paso…, como el resto de vosotros.

Xirel

Anuncios