La gran bifurcación

Dicen que la democracia es la dictadura de las mayorías, pero que aún así, es el menos malo de entre los posibles sistemas de gobierno de la comunidad. Es posible que así sea “en general”, pero en mi opinión no creo que la democracia aplique cuando de lo que se trata es de cambiar el statu quo que nos mantiene cohesionados, por mucho que sea una mayoría la que pretenda cambiarlo.

Así las cosas, ante la previsible ruptura de ese statu quo en Cataluña, se acerca el momento de la gran bifurcación. Lejos de aceptar democráticamente la decisión de la nueva mayoría, algunos catalanes (hoy todavía catalanes) nos “independizaremos” de nuestros hermanos independentistas tomando una dirección ortogonal a la suya.

Esperemos, como dice el proverbio, que todos los caminos acaben llevando a Roma, y que algún día puedan reencontrarse los destinos que están a punto de divergir.

Anuncios

La otra Cataluña

Queda claro que hay dos Cataluñas:

Por un lado, la Cataluña independentista, que pudimos ver en la calle durante la manifestación multitudinaria del pasado 11 de Septiembre, cuya fuerza de unión consiste en el deseo firme de separarse definitivamente de España.

Y por otro lado, la Cataluña española, hasta ahora silenciosa (inexistente como grupo social unido), que se crea justamente por contraposición a la anterior, pues hasta ahora no estaba amenazada la condición natural de conciudadanía con el resto de España.

Recientemente ha nacido la Cataluña española como grupo social auto-consciente y con un motivo por el que luchar: evitar que la Cataluña independentista los convierta en extranjeros en su propia tierra.

Se ha creado para decir al mundo que el mensaje de la Cataluña independentista no es unánime, ni mucho menos. Y para dejar constancia de que “el problema de Cataluña” no es tan sencillo como a veces se cuenta: un estado español “malo” que aplasta las lógicas aspiraciones de un pueblo “bueno” y oprimido.

El 12 de Octubre de 2012, día de la hispanidad, una Cataluña española incipiente como grupo social auto-consciente, ha reivindicado la convivencia en Cataluña de todas las sensibilidades identitarias.

Han empezado una lucha por desvincular en la opinión pública mundial la palabra Cataluña de las palabras catalanismo, independentismo, o secesión, bajo el lema: Cataluña somos todos.

Tal como están las cosas hoy en día: una auténtica quimera.

Sobrevolando …

 

——————————————————————————————————————–

   – !!!AAAAAhhhhh¡¡¡ , ya lo entiendo.

    Esto, es lo que anhela toda esa gente de ahí abajo…

  – Si hijo, si, así es.

     Son arrogantes, osados, valientes… ; pero ya se sabe sólo quien intenta la locura, quizás un dia llegue.

——————————————————————————————————————–

Curiosidad

Que la curiosidad, tan abundante durante la infancia y la juventud, nos acompañe también al hacernos mayores, y que no nos abandone por completo hasta que dejemos de respirar. Sólo ella puede garantizar un otoño feliz para nuestras almas.

La curiosidad es insubordinación en su más pura forma. – Vladimir Nabokov

Ni galgos ni podencos …

Intentando observar objetivamente algunas de las discusiones más airadas, salta la evidencia (común a todas las discusiones) de que existen dos bandos extraordinariamente diferenciados.

De un lado los Racionalistas cartesianos …

Del otro los Románticos circunstanciales 

La verdad es que mientras la humanidad se organiza y decide cual es su “estigma”, no cabe la más menor duda de que el mundo pasa sin inmutarse lo más mínimo …

Lejos de ser una nebulosa salpicada de estrellas, la imagen (tomada el domingo pasado) muestra una eclosión de hormigas aladas (puntos blancos) volando delante de unas nubes iridiscentes…