La otra Cataluña

Queda claro que hay dos Cataluñas:

Por un lado, la Cataluña independentista, que pudimos ver en la calle durante la manifestación multitudinaria del pasado 11 de Septiembre, cuya fuerza de unión consiste en el deseo firme de separarse definitivamente de España.

Y por otro lado, la Cataluña española, hasta ahora silenciosa (inexistente como grupo social unido), que se crea justamente por contraposición a la anterior, pues hasta ahora no estaba amenazada la condición natural de conciudadanía con el resto de España.

Recientemente ha nacido la Cataluña española como grupo social auto-consciente y con un motivo por el que luchar: evitar que la Cataluña independentista los convierta en extranjeros en su propia tierra.

Se ha creado para decir al mundo que el mensaje de la Cataluña independentista no es unánime, ni mucho menos. Y para dejar constancia de que “el problema de Cataluña” no es tan sencillo como a veces se cuenta: un estado español “malo” que aplasta las lógicas aspiraciones de un pueblo “bueno” y oprimido.

El 12 de Octubre de 2012, día de la hispanidad, una Cataluña española incipiente como grupo social auto-consciente, ha reivindicado la convivencia en Cataluña de todas las sensibilidades identitarias.

Han empezado una lucha por desvincular en la opinión pública mundial la palabra Cataluña de las palabras catalanismo, independentismo, o secesión, bajo el lema: Cataluña somos todos.

Tal como están las cosas hoy en día: una auténtica quimera.

Anuncios

5 pensamientos en “La otra Cataluña

  1. Imágenes de premio (sobre todo las de las banderas en movimiento).
    ¡¡¡ Enhorabuena!!!
    En cuanto al escrito hay un par de citas en el texto que creo no están pasadas por el cristal de la objetividad (cosa por otro lado no tiene por que ser obligada) y que por ello pueden confundir a los que hacen una lectura literal del texto.

    Una de las citas que personalmente discutiría es: ” cuya fuerza de unión consiste en el deseo firme de separarse definitivamente de España.”.
    Mi apreciación es que, el volumen de la manifestación del pasado 11 de Septiembre no corresponde sólo a la voluntad secesionista del pueblo catalán. Muchos pensamos (desgraciadamente) que en esa manifestación tan multitudinaria, se sumó (por supuesto) a las voluntades nacionalistas separatistas, el asqueamiento y hartura (que nada tiene que ver con el nacionalismo) respecto de la politica economica nacional española, que (según algunos parametros) discrimina negativamente a Catalunya.
    Está claro que queda abierto un debate de difícil solución.

    Otra cita que discutiría es : “Y para dejar constancia de que “el problema de Cataluña” no es tan sencillo como a veces se cuenta: un estado español “malo” que aplasta las lógicas aspiraciones de un pueblo “bueno” y oprimido.”
    Me parece demasiado simplista, es como decir que los catalanes han sido manipulados con más o menos habilidad y después de tomarles el pelo, han conseguido que España se convierta en el “coco” . Si juzgamos las declaraciones de personajes de uno y otro bando (sólo los de alto rango, no meto en este saco a ningún periodista ávido de carnaza) parece (siempre a mi modo de ver) que los que han hecho una lectura simplista del problema son los del gobierno español, no muestran nada de madurez en sus declaraciones, no son capaces de llamar al orden de ninguna forma convincente, crean provocaciones absurdas y son incapaces de buscar un interlocutor (entre sus propias filas “la Camacho”) moderado que como mínimo haga el papel de escuchador.
    La situación económica es horrible, el gobierno español alega a dicha situación para intentar convencer al gobierno catalán de que ahora (por cierto según la historia y lo que dicen “ni nunca”) no es momento de aventuras descbelladas, pero sin embargo proboca casi hasta el insulto “moral” y se sonríe con la soberbia propia de aquel que se sabe con el poder. Por supuesto nada de condescendencia ni comprensión en su nivel más bajo, es decir ni siquiera proponen hablar del tema.
    El gobierno catalán y los independentistas catalanistas, no piensan (insisto que a mi modo de ver) que este sea un problema sencillo; al contrario a mi me da que si han llegado a este punto es porque es un problema de muy difícil solución ya que una de las partes va totalmente a la suya.
    Segundo debate

    Para acabar la tercera cita que discutiría es: “El 12 de Octubre de 2012, día de la hispanidad, una Cataluña española incipiente como grupo social auto-consciente, ha reivindicado la convivencia en Cataluña de todas las sensibilidades identitarias.”
    Sigo con mi modo de ver y pienso que: la convivencia de todas las sensibilidades identitarias en Catalunya (a excepción de las “in-convivencias” de radicales que existen en todos los sitios) es perfectamente normal. Testigo presencial como fui, de la manifestación del 11 de Septiembre puedo decir que no escuche “casi” (entre un millón y medio siempre tiene que haber, quien desentone) insultos ni proclamas contra España ni sus gobernantes, igual (espero) que ocurriese en la Plaza de Catalunya el pasado 12 de Octubre.

    Por lo demás (por su puesto no has de contar con mi aprobación para nada, es sólo para dejar constancia de mi parecer) estoy totalmente deacuerdo.
    Adelante la reivindicación orgullosa y pacifista de cualquier sentimiento y disfrutemos todos en paz de la fiesta…, si todavía es posible.

    Un cordial saludo y gracias por el Post, pues creo que poder plasmar ambas visiones en el mismo espacio es enriquecedor.

    • Por supuesto que es enriquecedor. La diversidad y la pluralidad siempre es enriquecedora. Aún diría más: creo que la uniformidad y el “acuerdo forzado” nos llevarían al aburrimiento.

      Respecto de la introducción: efectivamente, mi post no pretende ser objetivo, aunque sí pretende exponer una opinión respetuosa y sin acritud hacia la “otra parte”.

      Respecto de la cita 1: Es posible que el independentismo no fuera lo único que sacó a la calle a la multitud el 11-S, pero también creo que es innegable el auge adquirido por esta corriente; patente internacionalmente a partir de dicha manifestación. Al generalizar, buscando la concisión, se cometen necesariamente imprecisiones.

      Respecto de la cita 2: Me refería a dejar constancia “ante el mundo”. Al final se le va a pedir “al mundo” que arbitre. Por suerte o por desgracia los mensajes que trascienden las distancias suelen tender a estar terriblemente simplificados, de una forma maniquea, casi infantil, y tenemos pruebas en la manipulación informativa reciente para la “venta” a la opinión pública de multitud de causas. En mi post afirmo que la Cataluña española ha entendido la importancia de la “arena mundial” en esta disputa, y consecuentemente es la propaganda (y la hiper-simplificación del mensaje hacia afuera) el principal enemigo de su causa.

      Y respecto de la cita 3: Aunque es cierto que existe convivencia principalmente pacífica (no violenta) y cívica entre las diferentes sensibilidades identitarias en Cataluña, yo opino que es una convivencia “enrarecida” y “tensa”.
      Fundamentalmente pienso que se repite un dogma hasta la saciedad: se niega el problema de raíz.
      Frases como “En Cataluña no tenemos ningún problema de convivencia” o la de “No tenemos ningún problema con la realidad bilingüe de Cataluña”, o la de “la inmersión lingüística vigente en Cataluña no causa ninguna tensión en la sociedad”, o la mucho más simple: “Cataluña somos una nación” por más que se repitan, no se hacen más verdaderas.
      Opino que SÍ que hay tensiones en la sociedad catalana: por el único idioma vehicular en la enseñanza, en la cultura, y en las instituciones catalanas, y opino que el sentimiento de nación catalana no es compartido por muchos: al menos por esa parte de Cataluña que se siente española.
      Con otras palabras: el hecho de que haya convivencia sin violencia en la sociedad no implica para nada que no exista un problema (y gordo) entre las dos sensibilidades identitarias en Cataluña.
      Y por eso se hace necesario a veces recordar eso de : “Cataluña somos todos”.

      Muchas gracias por el magnífico comentario con el que has honrado mi post.

  2. Me encantan estas imágenes en movimiento. Apenas pinceladas de color, con formas imprecisas que dejan trabajar a la imaginación.

    • Me alegro mucho, Jose. A mi también me “dicen” algo, y creo que indican un camino a seguir (fotográficamente hablando, claro)

  3. Pingback: Som Catalunya, somos España (#12OCT) | URO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s