Las últimas supervivientes

Anuncios

Fiebre del oro

Excursión al maestrazgo turolense, con base en Cantavieja

A principios de otoño el amarillo se pone de moda en el bosque de ribera. Chopos, almeces, álamos y fresnos se apresuran a vestirse de amarillo. Los mueve la fiebre del oro: el incontenible afán de subrayar en el paisaje los cauces de los riachuelos.