Tributo a Jaume Plensa

En un momento de tanta rigidez en la política, de tanta superficialidad en la cultura y de tanta codicia en la economía, constituye un privilegio enorme el poder sentarse tranquilamente a observar las esculturas eternas de este genial autor contemporáneo.

Gracias, Jaume, por iluminarnos con tu sencillez y por regalarnos el alma con tu poesía.

Anuncios

Patriotismo circunstancial ???

Tras la observación de tan notable alarde de “patriotismo español catalanista”, expuesto el pasado 12-O en Barcelona (y por cierto, tan bien reflejado en este Photo-Blog), en el que se pudo disfrutar de cosas como la imaginativa iconografía, que lleva a mezclar animales con banderas, en un intento (conseguido, por supuesto) del  “y yo más”; vienen a mi memoria recuerdos lejanos (vividos también en primera persona), que “casualmente” fueron captados fotográficamente en momentos (no me cabe duda) de una exacerbada enajenación mental (causada por vaya usted a saber, que deber patriótico del momento).

Es lo que tienen los extensos archivos fotográficos, que hay de todo.

Corría el año 1986 y yo cumplía con mi deber a la “Patria” , y claro los símbolos son los símbolos y cada uno los interpreta como puede…

Maniobras San Gregorio Trans Corte Vida en Movimiento Invernal JSV-34-37 Rioseta 01 Trans

También negros,  los animalitos de esta foto (que casi no se ven), fueron la causa y el sujeto por los que tomé esta imagen (aunque está claro que sin el efecto pretendido).

En fin, es lo que hay, la inocente inexperiencia del momento.

¡ Eh !,  pero de buen rollo; quiero decir no nos fusilaron ni nada por el estilo…

Els nois d’història

Obra de teatro: "Els nois d'Història", con Joan Vallés en el papel protagonista

Como seguramente muchas otras personas en este país decadente, Joan le va robando tiempo cada día a su profesión y a su familia (que le apoya) para perseguir su vocación de actor, y ensayar y ensayar su próximo papel, que algún día tendrá ocasión de representar en público en tan sólo tres funciones, en un modesto teatro de barrio, que apenas reunirá en total a unos trescientos espectadores contando familiares y amigos.

El otro día tuve ocasión de ver a Joan en una de esa escasas representaciones. La obra era una adaptación por la directora Natalia Bernat del original “The history boys (Alan Bennett)“, y el elenco lo componían los actores y actrices del Grup de teatre “El Centre” en el barrio de Gracia de Barcelona.

Y tengo que decir que disfruté como un enano de aquella función. Por humildes que fueran las condiciones, lograron transmitir perfectamente el espíritu de la obra, con momentos de gran tensión interpretativa, que a veces no encuentro en representaciones de teatro profesional.

Joan bordó el papel de “Héctor”, un viejo profesor un tanto excéntrico y anacrónico que apuesta por formar a sus alumnos enseñándoles a pensar, preparándoles para actuar en la vida, y se enfrenta así al sistema pedagógico convencional, más pragmático y partidario de la memorización. La excentricidad de “Héctor” le lleva a abusar en ocasiones de sus alumnos, aunque éstos le quieren y se lo toleran. Al conocerse los abusos, “Héctor” es despedido, aunque no inmediatamente, y le toca (durante lo que queda de curso) contrastar sus métodos con los de un joven profesor, fichado a propósito para mejorar las notas de los alumnos en los exámenes de acceso a Oxford y a Cambridge.

Gracias, Joan, por demostrarnos una vez más que se puede llegar a lo más alto en una disciplina sin la concurrencia de grandes medios, y sin necesidad de dedicarse a ello profesionalmente.

Volver a nacer

¿Os habéis preguntado alguna vez qué haríais si volvierais a nacer?

¿Haríais en esa nueva vida lo mismo que habéis hecho en la actual?

Da igual cuál sea la respuesta porque (seguramente) no vais a volver a nacer… ¿o quizá sí?

Paco va a volver a nacer en Comarapa (Bolivia) y no sabemos qué va a hacer en su nueva vida pero, como hay cosas que nunca cambian, seguramente seguirá pegado a su cámara.

Se va a miles de kilómetros de distancia, al otro lado del atlántico, muy cerca del cielo, pero aquí, junto a nosotros, permanecerá su inconfundible silueta.

Quiero hacerle este modesto homenaje a un amigo, que ha sabido darle la vuelta al calcetín, y sacarle la lengua a la adversidad, convirtiendo su gesto en una maravillosa metáfora de la vida.

¡Nos vemos en Bolivia!

Negro sobre blanco

Según la filosofía oriental, hay dos fuerzas fundamentales opuestas que se complementan, y todo en este mundo (material e inmaterial) se compone de una mezcla de ambas.

Se trata de la luz y de la oscuridad, de lo bueno y de lo malo, de la vida y de la muerte … osea del yin y del yang o, como dicen los japoneses, del in y del yo.

Según esta filosofía, nada existe en estado puro. Todo lo bueno tiene algo malo, y todo lo desagradable, por trágico que pueda parecer, tiene algo positivo.

Esta relativización de los extremos es una característica que admiro en el pueblo japonés, y que les lleva por un lado, a no vanagloriarse de sus innumerables logros y aportaciones a la civilización; y por otro, a encajar con resignación los más terribles desastres.

A ellos les dedico esta imagen de blancos y negros irreales que, combinados en diferentes proporciones, forman un todo a mi entender harmonioso, mostrando al menos un lado positivo de esta miserable ruina que constituye el sujeto de la fotografía.