Populismo

Con la luz adecuada, los objetos más cotidianos pueden adoptar una forma amenazadora.

De la misma manera, una situación económica de depresión galopante puede convertir a tu vecino de siempre en enemigo acérrimo, poco menos que en ladrón, en expoliador de lo que te corresponde, en tu carcelero, y en la causa última de todos tus males.

Si eso te ocurriera, no dudes en reclamar tu independencia. Debes deshacerte cuanto antes de tu vecino chupóptero… o de tu líder manipulador.

Casas de piedra seca

Todas las casas son ojos
que resplandecen y acechan.

Todas las casas son bocas
que escupen, muerden y besan.

Todas las casas son brazos
que se empujan y se estrechan.

De todas las casas salen
soplos de sombra y de selva.

En todas hay un clamor
de sangres insatisfechas.

Y a un grito todas las casas
se asaltan y se despueblan.

Y a un grito, todas se aplacan,
y se fecundan, y esperan.

Miguel Hernández