Radiante final

Con la llegada del frío se viste de vino. Se engalana para despedirse del sol, que tanto calor le prestó. Regresará pronto a la tierra, pero antes, quiere obsequiarnos la vista con su radiante final.

Anuncios