Volver a nacer

¿Os habéis preguntado alguna vez qué haríais si volvierais a nacer?

¿Haríais en esa nueva vida lo mismo que habéis hecho en la actual?

Da igual cuál sea la respuesta porque (seguramente) no vais a volver a nacer… ¿o quizá sí?

Paco va a volver a nacer en Comarapa (Bolivia) y no sabemos qué va a hacer en su nueva vida pero, como hay cosas que nunca cambian, seguramente seguirá pegado a su cámara.

Se va a miles de kilómetros de distancia, al otro lado del atlántico, muy cerca del cielo, pero aquí, junto a nosotros, permanecerá su inconfundible silueta.

Quiero hacerle este modesto homenaje a un amigo, que ha sabido darle la vuelta al calcetín, y sacarle la lengua a la adversidad, convirtiendo su gesto en una maravillosa metáfora de la vida.

¡Nos vemos en Bolivia!

Todo vuelve a pasar

Es cierto que las olas del mar besan la playa en un ciclo sin fin; aunque cada una de ellas, a su paso, le imprime un dibujo nuevo.

Así ocurre también con la araña, que da vueltas y vueltas con su mágico hilo para construir su trampa, la cual con cada vuelta se torna más bella y más eficaz.